Los 10 Superalimentos de Castilla y León

Seguro que has oído hablar de los “superalimentos” o “superfoods” pero, ¿sabes realmente qué son?.

 

Se trata de alimentos con un elevado valor nutricional desde el punto de vista de la salud, por su alta concentración de antioxidantes, grasas saludables o vitaminas.

 

Aunque existen muchas propuestas exóticas y abrir la cultura culinaria a otros países enriquece, la mayoría de los expertos se decantan por etiquetar como “superalimentos” a muchos de los que forman parte de la Dieta Mediterránea y que por suerte, contamos en Tierra de Sabor.

 

Algunos de esos superalimentos con origen en Castilla y León que no deben faltar en tu dieta son:

 

#1. Aceite de oliva virgen extra: contiene ácidos grasos monoinsaturadas como el ácido oleico que reducen el riesgo de enfermedades coronarias. Además, posee propiedades antioxidantes que retrasan el envejecimiento del organismo, y reducen la oxidación del tejido graso.

 

#2. Legumbres: ricas en hierro y minerales como el calcio y el magnesio, aportan muy poca grasa y mucha fibra.

 

#3. Vegetales de hoja verde (brócoli, espinacas, acelgas…): muy nutritivos y depurativos, ricos en clorofila y de fácil absorción. Ayudan a reconstituir tejidos musculares, mejoran el funcionamiento del sistema digestivo y a protegernos de enfermedades e infecciones.

 

#4. Zanahorias: ricas en beta-carotenos y antioxidantes, ayudan a prevenir los problemas de visión, favorecen un bronceado “sano” de la piel y retrasan el envejecimiento de las células.

 

#5. Tomates: muy ricos en licopeno, responsable en gran medida de su color rojo y de sus propiedades antioxidantes, actúa protegiendo a las células del estrés oxidativo, causantes en gran medida de las enfermedades cardiacas, del cáncer y del envejecimiento.

 

#6. Ajo: mejora el colesterol y es un buen diurético además de tener propiedades antibacterianas que ayudan al sistema inmunitario.

 

#7. Jamón Ibérico: posee propiedades cardiosaludables gracias a su alto contenido en ácido oleico, ayudando a regular los niveles de colesterol. Aporta hierro, calcio y vitamina B y es un poderoso antioxidante.

 

#8. Vino Tinto (1 copa al día): alto contenido en ponifenoles, elimina los radicales libres y protege nuestro corazón.

 

#9. Miel: tiene propiedades antimicrobianas y antisépticas con efectos antioxidantes y antivirales. Se trata de una fuente de energía rápida y saludable.

 

#10. Nueces: ricas en Omega3, previenen de enfermedades cardiovasculares y reducen el colesterol de forma natural. Con propiedades antioxidantes, su alto contenido en polifenoles ayuda a mejorar la memoria.

 

Y aunque la idea de que existan alimentos con extraordinarios beneficios para la salud resulta muy atractiva, no podemos olvidar que la clave para cuidar de nuestra salud está en una dieta equilibrada y variada, sin olvidar el ejercicio físico.

detalle_imagen_galeria_tds