Comer en familia: el sabor de la buena compañía

Saborear todos y cada uno de los manjares de Castilla y León es un placer por todos conocido, que se potencia con más intensidad cuando lo hacemos junto a nuestros seres queridos. Hoy celebramos el Día Internacional de la Familia y en Tierra de Sabor creemos, y estamos seguros de que tú también lo compartes: disfrutar de una deliciosa experiencia es mucho mejor en compañía.

 

Las prisas y los diferentes horarios de cada miembro de la familia hacen que compartir todas las comidas del día sea casi imposible, pero en cuanto conozcas todos los beneficios de esta práctica, convertirás al menos una de ellas en  maravilloso ritual familiar. ¡Sigue leyendo para no perderte ninguno!

 

Sentarnos a comer o a cenar todos juntos mejora la calidad de nuestra dieta porque nos esforzamos en preparar recetas ricas que, además, incluyan alimentos llenos de nutrientes para cuidar nuestra salud y la de los nuestros.

 

En Castilla y León, por suerte, contamos con infinidad de productos saludables perfectos para crear platos que enamoren a toda la familia y que a la vez aporten beneficios para nuestro organismo. Entre ellos, destacan la leche de Castilla y León, el combustible de tu día a día y un alimento perfecto para ayudar a crecer fuertes y sanos a los más pequeños de la casa; las legumbres de Castilla y León; o multitud de vegetales, hortalizas y frutas.

 

Sabemos que ir a la compra puede ser, a veces, toda una aventura, sobre todo si nos acompañan niños. Por eso, el Market Tierra de Sabor es una gran opción para que puedas consumir productos de calidad, saludables y de proximidad, distribuidos por productores de nuestra tierra.

 

Educar en buenos hábitos

 

Otra de las ventajas de disfrutar de una comida juntos es que también ayuda a niños y adolescentes a crear buenos hábitos alimenticios, que les invitan a preparar comida casera con productos locales y de temporada, evitando así enfermedades como la obesidad infantil; además de aprender las normas básicas de comportamiento en la mesa. Y por si todo esto fuera poco, mejora la comunicación, el clima y la unión familiar, algo que suele traducirse en un mayor rendimiento escolar para los niños y más salud emocional para toda la familia.

 

En Tierra de Sabor estamos comprometidos con la sostenibilidad, por lo que no podemos olvidar contarte que preparar una sola comida para todos los miembros del hogar significa también ahorrar dinero y energía, al no encender la cocina más veces de las necesarias y evitar comer comida no saludable.

 

No solo comer en familia es importante, cocinar también es una actividad que podemos – y debemos- compartir con los nuestros, incluso con los más pequeños de la casa.

Cocinar con niños es transmitirles también una valiosa herencia cultural, nuestra maravillosa dieta mediterránea, además de enseñarles desde pequeños a cuidar a los demás y a colaborar en las tareas de la casa.

 

Ya sean deliciosos dulces tradicionales, como torrijas o yemas de Santa Teresa, o recetas saladas, como una sopa castellana, unas patatas a la importancia o un lechazo de Castilla y León, cocinar en familia es una actividad esencial para nuestra salud física y mental. Fortalece la relación con los nuestros y normaliza el reparto de tareas, ya que cada uno puede ir haciendo un paso de la receta.

 

Los más pequeños también pueden participar haciendo tareas más sencillas, algo que les hará sentirse integrados y aumentará su inquietud y deseo por aprender cosas nuevas. Además, reforzaremos su confianza, responsabilidad, implicación y madurez… ¡son todo ventajas!

 

Comer y cocinar en familia es importante en muchos aspectos, desde Tierra de Sabor te animamos a convertir estas actividades en un hábito diario para llenar tu vida de salud y felicidad.

detalle_imagen_galeria_tds