La clave de lo que consumes está en el etiquetado

Por Ana Díez, médico de familia y experta en nutrición

 

Nutriscore, yuka… son varias las herramientas de análisis de alimentos que están de moda últimamente, pero en realidad toda la información la podemos encontrar en la etiqueta de cada producto. Así, si vas a comprar un alimento con el corazón amarillo de Tierra de Sabor, podrás conocer tanto su trazabilidad como su composición.

 

Cuando vamos a comprar algo, nos informarnos antes para ver exactamente el producto que vamos a adquirir, sus características y si se ajusta a nuestras necesidades y a lo que realmente queremos. Con los alimentos deberíamos hacer lo mismo. Para eso están perfectamente etiquetados con su información más relevante.

 

El etiquetado de los alimentos es la información presentada en los productos alimentarios y su estandarización, aprobada por la Comisión Europea desde 2014, es de obligado cumplimiento. Una característica de la información alimentaria que recoge el etiquetado de los alimentos es que no debe inducir a error alguno al consumidor, implicando ser veraz sobre las características del alimento.

 

Dicha información incluye declaraciones nutricionales relacionadas con el contenido energético que posee, la cantidad de nutrientes que contiene, declaraciones de propiedades saludables y declaraciones de reducción de enfermedades. Debe ser veraz sobre las características del alimento en cuestión, es decir, sobre su naturaleza, identidad y composición, calidades, duración, almacenamiento y uso seguro, país de origen, modo de fabricación u obtención, propiedades relacionadas con la composición que puedan ser perjudiciales para la salud de los consumidores, como la presencia de alérgenos (gluten, crustáceos, huevo, pescado, cacahuetes, soja, leche, sulfitos, sésamo, moluscos, etc.), así como los efectos sobre la salud, incluidos  los riesgos y las consecuencias relativas al consumo excesivo.

 

Nunca atribuirá ni insinuará sobre efectos o propiedades que no posee. Por supuesto, tampoco sugerirá la presencia de un ingrediente cuando haya sido sustituido por otro distinto. También se indicarán las condiciones físicas del producto, el tratamiento específico al que haya sido sometido (congelado, liofilizado, ahumado, etc.) así como todos los ingredientes del alimento en orden decreciente, en función de la cantidad presente en el producto.

 

Toda esta información comentada anteriormente aparecerá no solo en alimentos envasados sino también en los no envasados. El conocimiento de esta información nos permitirá tomar nuestras propias decisiones sobre la conveniencia o no de comprar y consumir determinados alimentos, sin dejarnos llevar únicamente por la publicidad. Por todo esto, deberíamos leer siempre las etiquetas de todo lo que comemos.

 

Con los productos Tierra de Sabor consumes productos con tradición y nombres y apellido, los de los productores que en la etiqueta de sus alimentos reflejan el origen y la calidad que atesoran. Una calidad que tienes a solo un clic y sin gastos de envío gracias al Market Tierra de Sabor.

detalle_imagen_galeria_tds