Fresas de Castilla y León

Imagina cómo te gustaría que fuera la fruta perfecta. Probablemente tuviera un color increíble, intenso, vibrante; un tamaño adecuado para cogerlo entre dos dedos y que no hiciera falta pelar. Seguro que te gustaría que fuera carnosa, con jugo y que tuviera mucho sabor. Unas características que podrían acompañarse con una suave pero penetrante fragancia para que el fruto fuera perfecto…

 

¿Te lo imaginas? Pues deja de hacerlo porque existe y se llama fresa.

 

Las fresas son típicas de esta época y a todo lo que les convierte en la fruta ideal hay que añadirle las propiedades nutritivas. Es una fruta que aporta pocas calorías, está compuesta de agua e hidratos de carbono. Destaca su aporte de fibra, la presencia de vitamina C y ácido cítrico y en menor proporción el contenido en vitamina E.

 

Se pueden comer solas, de postre, para desayunar o entre horas. Son ideales para rematar una ensalada, como original guarnición o para una tarta. Puedes tomarlas crudas, con vinagre, azúcar o con zumo de naranja. También puedes hacer con ellas un zumo o un inolvidable batido.

 

En Tierra de Sabor te ofrecemos fresas producidas en las provincias de Segovia, León y Salamanca, con la garantía de los cuidados que exigen nuestros criterios de calidad y excelencia.

 

Come fresas y si además son ‘Tierra de Sabor’, disfrute asegurado.

detalle_imagen_galeria_tds