HIGOS, DULZURA MILENARIA

 Miles de años antes de Cristo ya había representaciones de su existencia. A la sombra del árbol del que nace se sentaban los ancianos y pensaban los filósofos. Una parte del cuerpo de las señoras da nombre a la variedad mas extendida. Sólo una pista más: su sabor es delicioso.

 

Como habrás adivinado estamos hablando del higo en su variedad cuello de dama que tiene en la provincia de Ávila una de las principales zonas productoras de España.

 

Sus propiedades nutricionales hacen especialmente recomendado su consumo. Los higos poseen un elevado porcentaje de agua, lo que reduce su valor calórico. Los hidratos de carbono son otro de sus principales componentes y el contenido proteico, aunque no muy elevado, aporta los aminoácidos esenciales. Las vitaminas que contiene esta fruta está representado fundamentalmente por la vitamina A, y pequeñas cantidades de vitaminas C, B1, B2 y B3. El higo fresco presenta también un moderado porcentaje de celulosa (fibra) y de diversos ácidos orgánicos.

 

Desde la década de los 80 la Cooperativa San Pedro Bautista de San Esteban del Valle comercializa estos frutos blancos, de piel fina y verdosa en los que destaca su dulzor. En este pueblo del Valle del Tiétar se trabaja desde febrero para lograr la mejor producción podando los árboles. En primavera se prepara la tierra para el abono y a comienzos del verano se empieza con el riego que se prolongará hasta que empiecen a recogerse los frutos desde finales de agosto a mediados de octubre.

  

www.coopsanpedro.com

 

detalle_imagen_galeria_tds