ZANAHORIAS, PROTECCIÓN Y BRONCEADO EN TU PIEL

¡Sol, calor y muchos planes!…estos días nos piden alimentos frescos y ligeros, para mantener o conseguir ese bronceado saludable que respeta la piel.

 

Incluidas en ensaladas frescas, o en zumos (complementado con otras frutas), serán tus aliadas para darte energía, protegerte del sol, aportando muy pocas calorías y potenciando ese bronceado que deseas.

 

 ¡Tú necesitas zanahorias en tu dieta mediterránea!

 

  1. Su color naranja se debe a la presencia de carotenos, entre ellos el beta-caroteno o pro-vitamina A, pigmento natural que el organismo transforma en vitamina en función de su necesidad. Los beta-carotenos favorecen la producción de melanina en la piel, originando un bronceado “sano” en tu piel.

 

  1. El agua es el componente más abundante en las zanahorias, seguido de los hidratos de carbono, nutrientes que aportan energía. Sin embargo, su aporte de calorías es mínimo.

 

  1. Vitamina E y vitaminas del grupo B como los folatos y la vitamina B3 o niacina. La vitamina E ayuda en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad, además de tener acción antioxidante. La niacina favorece el funcionamiento del sistema digestivo, el buen estado de la piel, y el sistema nervioso.

 

  1. En cuanto a los minerales, destaca el aporte de potasio, magnesio, fósforo, yodo y calcio. Minerales necesarios para la transmisión y generación del impulso nervioso.

 

 

detalle_imagen_galeria_tds