Garbanzos de Pedrosillo: pequeño tamaño, sabor único

Es así. Si hay algo que nos gusta en Castilla y León es el sabor de un buen plato de cuchara y ahora que llega el frío, apetece aún más, ¿verdad? Por eso, no es de extrañar que, en cuanto las bajas temperaturas comienzan a inmiscuirse en nuestra tierra, los garbanzos se conviertan en uno de tus platos fijos de la semana. ¿Y sabes qué? En Castilla y León tenemos la suerte de poder disfrutar de dos garbanzos de calidad: Garbanzo de Fuentesaúco I.G.P. y Garbanzo de Pedrosillo M.G., de esta última, vamos a conocer un poco más ¿Nos acompañas?

 

Los Garbanzos de Pedrosillo, de pequeño tamaño y un color que se encuentra entre el amarillo y el naranja, son una legumbre originaria de Pedrosillo el Ralo, de ahí su nombre, una localidad situada en la comarca de La Armuña, al noroeste de la provincia de Salamanca, aunque también se cultivan en los municipios limítrofes. Este es el único y original Garbanzo de Pedrosillo. Fuera de estas fronteras, se ha utilizado su alias “pedrosillanos” para referirse a un garbanzo de pequeño tamaño, pero su sabor y calidad no es comparable. 

 

El clima cálido y las propiedades del suelo de esta zona salmantina, así como las tradicionales técnicas de cultivo empleadas por sus agricultores, permiten que el Garbanzo de Pedrosillo desarrolle unas propiedades únicas ¡Y eso se nota cuando los utilizas en tus platos! De hecho, el potencial de estos garbanzos permite que con independencia del tiempo de su cocción, no se deshagan, manteniéndose siempre íntegros ¡una apuesta segura!

 

Puedes pensar que las legumbres son un alimento que solo lo puedes utilizar en los platos más tradicionales, pero nada más lejos de la realidad. Con el paso del tiempo, los garbanzos se han ido adaptando a los nuevos métodos de cocina. En el caso de los Garbanzos de Pedrosillo se han convertido en el “pequeño gran tesoro” culinario de Salamanca que protagoniza los potajes más clásicos -como los garbanzos con chocos, entre otras recetas-, pero también forman parte de las apuestas más modernas de los restaurantes: humus, falafel… ¡O incluso hamburguesas!

 

¿Cómo es el M.G. Garbanzo de Pedrosillo?

Tiene un pico corto y pronunciado, una textura lisa y sin pliegues y una forma esférica casi perfecta. Y cuando lo pruebas… Fino y mantecoso ¡Una delicia! Un nivel de calidad que se mantiene en el tiempo gracias a la aprobación de la Marca de Garantía Garbanzo de Pedrosillo en 2012, cuya etiqueta garantiza además el origen y el compromiso que Castilla y León tiene con los productos regionales. ¡Recuerda! Siempre envasado y etiquetado con todas las garantías.

 

Esta Marca de Garantía no solo asegura la calidad del producto, sino también del proceso de elaboración, que comienza en la plantación de la semilla y finaliza con el empaquetado y etiquetado de los garbanzos.

 

¡Un plato saludable!

Las legumbres son uno de los ingredientes esenciales de la dieta mediterránea, e indiscutibles dentro de nuestra dieta en el día a día, ya sea en verano con ensaladas o en invierno con deliciosos guisos. Pero es que además, te aportan múltiples beneficios para tu salud: son muy nutritivas, con pocas calorías y muy sabrosas. Una maravillosa fuente de proteínas de origen vegetal, fibra e hidratos de carbono, minerales (como calcio, hierro, magnesio y zinc) y vitaminas B. ¡Ya ves que son muy completas!  

 

Lo ideal es consumirlas de 2 a 3 veces por semana, así que, sabemos que ahora mismo, ya estás pensando en la próxima receta que vas a cocinar con los Garbanzos de Pedrosillo ¿La compartes con nosotros?

detalle_imagen_galeria_tds