¡Vive la vendimia de Rueda a la luz de la luna!

En Castilla y León hay muchas zonas vitivinícolas donde la recolección de la uva es un espectáculo en sí mismo, y una de las más impresionantes es la vendimia nocturna que se desarrolla en la la Denominación de Origen Rueda.

 

A medianoche, en plena oscuridad estival y a la luz de la luna, comienza la recogida de la uva dormida en los viñedos de la zona y que finaliza al alba. Al vendimiar de noche, se evita la oxidación de la uva por la luz y la temperatura, de forma que los mostos entran en bodega a una temperatura óptima de trabajo, preservando al máximo los aromas varietales.

 

Según los expertos, la actividad enzimática de las uvas por la noche es muy baja, lo que propicia unos vinos más afrutados característicos de esta zona, con aromas a hierba, toques afrutados y una excelente acidez. 

 

La vendimia en Rueda se realiza de manera mecánica porque así lo permiten las vides dispuestas en espaldera. Los focos de las máquinas iluminan la noche, avanzando por cada carril con un potente vibrador que desgrana la planta sin provocar ningún daño en ella, favoreciendo la cantidad de mosto obtenida.

 

Por fin ha llegado el momento de disfrutar de paisajes únicos, de campos teñidos de infinitas tonalidades de verdes, amarillos, ocres y marrones. Muchas de las bodegas de Tierra de Sabor abren sus puertas para compartir esta experiencia con sus visitantes, y la Ruta del Vino de Rueda, ofrece un amplio programa de actividades donde disfrutar del territorio, la gastronomía y el patrimonio de este destino mientras se profundiza en su cultura vitivinícola.

 

Imagen

Bodega Cuatro Rayas

detalle_imagen_galeria_tds