Vino de la Tierra de Castilla y León ¡Toda una experiencia sensorial!

La nuestra es una tierra llena de sabor en todos los sentidos. Nos gusta comer, sí, pero sabemos a ciencia cierta que nuestros deliciosos manjares se potencian acompañados de grandes vinos que mariden con ellos a la perfección, creando en nuestro paladar una dimensión de placer superior, ¿verdad?

 

De hecho, Castilla y León es, además, sinónimo de calidad, puesto que el 86% de la superficie del viñedo de la Comunidad se encuentra adscrita a alguna de las trece denominaciones de origen o a la IGP Vino de la Tierra de Castilla y León, nuestra gran protagonista de hoy. ¡Nos encantaría que nos acompañaras a conocer más sobre ella!

 

Lo primero que debes saber es que la gran transformación de los viñedos de Castilla y León llegó entre finales del siglo XX y principios del XXI, cuando estos se empezaron a concentrar en zonas con las mejores condiciones para conseguir la máxima calidad de la uva, creando así múltiples figuras de calidad vínica.

 

La figura de calidad vínica más heterogénea

 

La Indicación Geográfica Protegida «Castilla y León», más conocida en su denominación tradicional como Vino de la Tierra de Castilla y León, fue creada en el año 2000, siendo  la más heterogénea de la región, ya que su área delimitada abarca todo el territorio de la Comunidad Autónoma, y los vinos que se incluyen dentro de ella pueden ser vinos blancos, rosados y tintos, vinos de licor, vinos espumosos de calidad elaborados por el método tradicional, vinos de aguja y vinos de uva sobremadura.

 

Como ya sabes, el inicio de todo vino se encuentra en la uva, un fruto tan popular y diverso en nuestra tierra que, una vez embotellado, regala a quien lo degusta increíbles y diferentes experiencias sensoriales.

 

Todas las variedades de uvas empleadas son de un sabor y de una calidad infinita, siendo la Mencía, la Prieto Picudo, la Tempranillo, la Merlot o la Garnacha Tinta, Roja o Tintorera algunas de las más utilizadas para elaborar inolvidables tintos y deliciosos rosados. Si tu paladar es más de vino blanco, debes saber que entre las uvas más utilizadas para elaborarlo destacan la Albillo, la Malvasía, la Verdejo, la Godello, la Sauvignon Blanc o la Chardonnay.

 

¿Te preguntas qué más hace que los Vinos de la Tierra de Castilla y León sean tan especiales? ¡Tenemos la respuesta! El clima de Castilla y León, que se mueve entre el continental y el mediterráneo, su localización en el interior de la península, su altitud (¡más del 98% del territorio está por encima de los 600 metros!) y la protección de las montañas son agentes esenciales que influyen en las características del fruto y de los vinos elaborados a partir de él.

 

No podemos olvidarnos del factor humano, indispensable para convertir a Castilla y León en una de las zonas vitivinícolas más afamadas gracias al trabajo de sus viticultores que, durante siglos, han dado con los cultivos que mejor se adaptan a las duras condiciones climáticas de nuestra tierra.

 

Todos y cada uno de los Vinos de la Tierra de Castilla y León son una maravilla que convertirá tus mejores momentos en una auténtica delicia. ¡Por suerte, en el Market de Tierra de Sabor puedes comprar algunos de ellos en un solo clic y sin gastos de envío!

detalle_imagen_galeria_tds